Dr. Jorge Santana: A la caza de los virus que afectan a los puertorriqueños

Proyecto ACTU-Equipo de Trabajo 02 copy Equipo de trabajo del proyecto ACTU, dirigido por el Dr. Jorge Santana. Foto: Luis A. López.

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

En sus propias palabras

«Antes los médicos no querían atender a pacientes con VIH y Hepatitis C porque eran más complicados. Yo dije que no iba a dejar morir a mis pacientes. Quería darles el mejor tratamiento. El paciente con VIH siempre fue bien marginado porque eran usuarios de droga o eran homosexuales y la gente le sacaba el cuerpo.

Entre estas personas existen seres humanos increíbles. Yo quería hacer algo por los más necesitados. Tengo la satisfacción de que he contribuído a la mejoría de la vida de estos pacientes con las investigaciones en las hemos participado.

Tengo 28 años en el campo y he visto como ya estos pacientes no tienen que morir, que se eliminó la transmisión de mamá a bebé.

Pienso que podría darse la cura. Quiero pensar que si. Me gustaría ver eso antes de que me retire.  Tenemos por ahora medicamentos muy seguros, pacientes controlados y funcionales.

Mi satisfacción es que mis pacientes me saluden en la calle. No es dinero, no es fama. Es vida.»

 

El Proyecto ACTU (“AIDS Clinical Trials Unit” o Unidad de Investigaciones Clínicas sobre SIDA) se dedica a la investigación científica de nuevos tratamientos para el SIDA y de otras condiciones relacionadas a la infección por el VIH.

MSP: ¿Qué áreas considera usted que deberían atenderse más en el ámbito de las investigaciones contra el SIDA?

Dr. Jorge Santana: Me parece que, en adición a los estudios que se están  realizando, es sumamente importante llevar a cabo estudios de modificación de comportamiento, educación y prevención multidisciplinaria en aquellas poblaciones afectadas y vulnerables que continúan añadiendo casos de infección diariamente.

MSP: ¿Cuál es su impresión general sobre el campo de la vacuna y las investigaciones contra el SIDA y qué ideas tiene respecto a lo que se debería hacer de otro modo?

El doctor Jorge Santana Bagur se encuentra trabajando en estudio para comprobar efectividad de vacuna contra el Zika.
Fotos: Giovani Ramos
El catedrático asociado de medicina e infectología del Recinto de Ciencias Médicas muestra su compromiso en este estudio ante los casos de Zika que van en aumento en la Isla.
Fotos: Giovani Ramos
Según el doctor Jorge Santana  Bagur, para este estudio se estarán utilizando 160 personas en Puerto Rico.
Fotos: Giovani Ramos

Dr. Jorge Santana: A pesar de los fracasos y frustraciones se debe continuar con esta encomienda por el bien de las generaciones futuras. Se debe centralizar más en centros privados o universitarios con conocimientos y recursos amplios, tanto en ciencias básicas (virología) como en ciencias clínicas (estudios). Sería idónea una mayor colaboración del sector privado (farmacéutica) con el gubernamental (federal) y el de instituciones filantrópicas; sin embargo, a veces los intereses y egos y/o codicia pueden entorpecer dichos procesos.

MSP: ¿Qué llegará primero, la vacuna preventiva o la terapéutica?

Dr. Jorge Santana: Posiblemente alguna variante de la vacuna terapéutica, pero es difícil decir pues la capacidad del virus de mutar y  adaptarse a las variantes dificulta lo anterior.

MSP: ¿La vacuna será la pieza clave para erradicar la enfermedad o siempre irá acompañada de otras medidas?

Screenshot 2015-12-11 13.45.40

Dr. Jorge Santana: Siempre tendrá que ir acompañada de otras medidas, en especial la prevención educada dirigida desde los comienzos escolares del individuo. Tengo realmente mis dudas si algún día, y cuando se desarrolle tan preciada vacuna (preventiva), lograremos disponibilidad y acceso universal de grupos en riesgo. El mejor o uno de los mejores ejemplos de esto, lo ha sido la vacunación de Hepatitis B a nivel mundial. Desde el 1982 está disponible, es altamente eficaz con una alta inmunogenicidad de sobre 90%, e inclusive se postuló la erradicación de la condición para el 2002 y todavía está presente en prácticamente todo el mundo.

MSP: ¿Que pasaría en los próximos años si no se encuentra la vacuna o la cura?

Dr. Jorge Santana: Debemos continuar con los esfuerzos para mejorar la cantidad, calidad de vida y disminuir los efectos asociados con la inflamación crónica inmune y sus efectos colaterales para el paciente y su organismo.

MSP: ¿Hasta qué punto son efectivas las actuales estrategias de prevención?

Dr. Jorge Santana: Yo creo que tenemos que mirar al pasado y aprender del mismo. Las estrategias no han surtido el efecto esperado y sea parcial o totalmente, han fallado. Todavía se siguen infectando personas a diario. De todos es conocido que las estrategias de prevención basadas en el miedo y la culpa surten un efecto pasajero que si no se ha complementado con una educación amplia y cónsona fundamentada en principios de educación sexual natural y desde temprana edad,  estas estrategias estarán destinadas a rendir poco beneficio.

MSP: ¿A qué se debe que todavía un porcentaje importante no sabe que está infectado?

Dr. Jorge Santana: Esto es un problema multifactorial de salud pública, entre ellos: no se ha estimulado la conciencia médico colectiva y de comunidad; no se han instituidos las recomendaciones de los Departamentos de Salud Pública Federal, Estatal y las del Centro para Control de Enfermedades (CDC); no se ha podido cambiar el abordaje de todo tipo de paciente que asiste a una oficina médica o de servicio de salud, donde esta prueba de detección debería solicitarse de rutina como parte de cualquier evaluación o servicio médico.

MSP: ¿Los antirretrovirales son la mejor arma que tenemos en este momento para combatir la enfermedad?

Dr. Jorge Santana: Si no la mejor, una de las mejores. No hay duda que ante la ausencia de una cura o vacuna, el arma más poderosa, conjuntamente con educación y prevención, sería el uso de los agentes antirretrovirales, de manera tal que podamos controlar la cantidad de virus replicándose en el cuerpo por debajo de niveles indetectables que no tan solo proveen la oportunidad de facilitar el robustecimiento del sistema inmune, sino también pueden evitar a largo plazo la transmisión del virus en la comunidad.

Imperativo concienciar sobre el abuso de antibióticos

En imperativo concienciar sobre los riesgos de hacer uso innecesario y excesivo de los antibióticos, enfatizó el presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Puerto Rico, el doctor Jorge Luis Santana Bagur.

«Desde tiempos inmemoriales, ya las bacterias existían. Podemos curar algunas condiciones, como la escuela, el polio, que está controlado, pero las bacterias tienden a ser más difíciles por el uso y el abuso de antibióticos», advirtió el subespecialista.

Para contrarrestar la situación, están orientando a los farmacéuticos, dijo Jorge Santana a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP).

«Se está tratando de manejar de manera responsable con la ayuda a las farmacias de campo y pueblo», dijo el infectólogo, al hacer alusión a la venta del medicamento sin receta.

«Está prácticamente eliminado. Quizá (ocurre) en una farmacia dé la comunidad, pero se ha tomado con bastante seriedad y se está actuando con responsabilidad», añadió el galeno.

Mencionó como otro ejemplo, la práctica errónea de recetar antibióticos por una cantidad de días excesiva, lo que ocurre mayormente en hospitales. Esto está siendo monitoreado por la Joint Commission, indicó el médico.

Comentarios

X