SPED advierte es vital no cambiar medicamentos de mantenimiento para tiroides

El doctor Ángel Comulada Rivera, presidente de la SPED. Foto: Servicios de Noticias de la Revista de Medicina y Salud Pública.

La Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología de Puerto Rico (SPED), a través de su presidente, el doctor Ángel Comulada Rivera, advirtió durante su convención, este fin de semana, que hay factores que deben pesar más al momento de que el Gobierno decida realizar cambios a la cubierta de medicamentos bajo el plan de salud público.

El médico sostuvo que a la Sociedad le preocupa que ante la crisis fiscal que atraviesa el País, se haya propuesto “el intercambio de medicamentos de marca por genéricos y bioequivalentes, en específico el reemplazo de hormonas de tiroides o Levotiroxina, uno de los que cae en el rango terapéutico estrecho”, e insistió en que es importante que los profesionales de la salud y los pacientes estén conscientes de la importancia de mantener un tratamiento adecuado.

El doctor dijo a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) que como parte de la misión de la SPED, “nosotros estamos enfocados en proveer educación adecuada no sólo a la clase médica y a los profesionales de la salud, sino también a la comunidad en general. Y ante esta situación, estamos asumiendo unas posiciones respecto a diferentes temas que tienen que ver con la salud endocrina de nuestro pueblo”.

La SPED basa su postura en las recomendaciones que hicieron el Comité Conjunto de la Asociación Americana de Toroides, la Sociedad de Endocrinología y la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos, en el 2004, donde establecieron que no era correcto intercambiar las preparaciones de las hormonas de tiroides, ya sea de una preparación de marca a una genérica, o de una preparación genérica a otra preparación genérica diferente. Ello, debido a que cada una de esas preparaciones no necesariamente va a tener la misma biodisponibilidad y el efecto terapéutico. Va a resultar en posibles problemas para el paciente, más visitas al especialista y más pruebas de laboratorio, explicó el experto.

SPED revisó la data compilada sobre el tema desde el 2004, así como “las actualizaciones de cada una de esas organizaciones. La Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos se manifestó nuevamente en el 2012, la Sociedad de Endocrinología, en el 2014, y la Asociación Americana de Toroides, en el 2014 y 2016, cuando sostuvieron la postura de evitar ese intercambio de medicamentos”, observó el médico.

El especialista indicó que las recomendaciones de las organizaciones médicas que citó están basadas en estudios clínicos y en recomendaciones de la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Comulada dijo que la FDA realizó una evaluación de los medicamentos genéricos y bioequivalentes tras la cual determinó que la manera en la que se había evaluado el uso de hormonas de tiroides no era necesariamente la adecuada. Se utilizó la medida de la concentración de las hormonas de tiroides para evaluar la eficacia, mientras que en la clínica se parte la medida de la hormona estimuladora de la tiroides para determinar la dosis de la pastilla que se recomendará al paciente, subrayó el doctor.

Comulada Rivera aclaró que en vista de los cambios propuestos por la Administración de Seguros de Salud (ASES) en el listado de medicamentos que cubre el plan Mi Salud, SPED no respalda marcas en específico.

“Nosotros lo que queremos es que se entienda que si el paciente está usando una preparación de marca de hormona de tiroides y está estable con esa dosis, debe continuar utilizando esa misma marca. Si está utilizando una preparación genérica, es importante verificar con la farmacia cuál es la preparación genérica que está utilizando y tratar de que todo el tiempo se mantenga en esa misma preparación genérica. Lo que no debe ocurrir es que use una preparación un mes, y al mes siguiente, otra, y otra preparación el otro mes”, enfatizó el galeno.

El impacto que tiene para la salud y la clínica del paciente es que si el paciente con hipotiroidismo o con reemplazo de hormona de tiroides está en una dosis estable, la revisión del paciente se debe hacer cada seis o doce meses. “No tiene que estar haciendo visitas al médico, laboratorios, y se esperaría que si se mantiene en el tratamiento adecuado, se mantenga saludable físicamente y clínicamente. Si usted intercambia la preparación de tiroides de modo que un mes usa una y al otro mes usa otra, cada seis semanas debe realizarse pruebas de laboratorio de TCH e ir al médico para corroborar si está estable. Ello representaría una visita al médico cada cuatro a seis semanas, lo que redundaría en un aumento en los servicios de salud que son innecesarios”, expuso.

El galeno mencionó que incluso, la preparación de un tipo de medicamento por parte de una compañía nunca va a ser similar a la que elabora otra. Además, “no todas las preparaciones genéricas son bioequivalentes unas con otras. Por esa razón debe asegurarse de que la preparación que esté utilizando sea de la misma casa farmacéutica que ha estado utilizando todo el tiempo”.

Exitosa Convención de SPED

El sistema endocrino es tan abarcador como la agenda de conferencias preparada para su Convención, en la cual se ofrecieron 12.5 horas de educación contínua.

Terapia de hormonas para los transgénero y la disforia de género, Hipopituitarismo, tiroide y el sistema cardiovascular, El rol de los inhibidores PCSK9 en el paciente con diabetes y dislipidemia;, CSII versus terapia del bolo basal, Insulina basal: eficacia y seguridad, y Uso adecuado de antibióticos, fueron algunos de los temas expuestos por conferenciantes locales.

A la SPED pertenecen 112 endocrinólogos y a la Convención asistieron 110 médicos, la mayoría dedicados a esa rama.

Comentarios

X